Consejos para una gestión ambiental efectiva

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Medio Ambiente
Publicada el 19/12/2023

La sostenibilidad ambiental es la capacidad de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras de satisfacer las suyas propias.

Es un concepto que implica el equilibrio entre el desarrollo económico, social y ecológico, y que busca minimizar los impactos negativos sobre el medio ambiente.

Se basa, principalmente, en el concepto de que tenemos la responsabilidad de dejar a nuestros hijos y descendientes un mundo saludable y, en definitiva, un mundo mejor.

Este concepto va cogiendo fuerza día a día en el marco de nuestra sociedad, cada vez más informada y concienciada sobre la problemática ambiental y social.
 
La sostenibilidad ambiental es un reto y una oportunidad para las organizaciones, ya que les permite:

  • Mejorar su competitividad,
  • Mejorar su reputación,
  • Aumentar su eficiencia y su innovación, al tiempo que contribuyen a la protección del planeta y de las personas.

Sin embargo, para lograr la sostenibilidad ambiental, las organizaciones deben adoptar una gestión ambiental efectiva, que consiste en el conjunto de acciones, políticas, procedimientos y herramientas que permiten identificar, evaluar, prevenir y controlar los aspectos ambientales de sus actividades, productos y servicios, de forma que se reduzca todo lo posible el impacto ambiental de la organización. 

¿Cómo implementar una gestión ambiental efectiva en tu organización?

Aquí te damos algunos consejos:

  • Establece un compromiso y una visión ambiental. Lo primero que debes hacer es definir el propósito, los objetivos y los valores ambientales de tu organización, y comunicarlos a todos los niveles. Esto te ayudará a crear una cultura ambiental y a alinear las decisiones y acciones con la sostenibilidad. Esto acabará plasmándose en la Política de Gestión Ambiental.

  • Realiza un diagnóstico ambiental. Para saber dónde estás y hacia dónde quieres ir, debes analizar la situación actual de tu organización en relación con el medio ambiente. Para ello, puedes utilizar herramientas como la matriz DAFO, el análisis de ciclo de vida, la huella ecológica o la huella de carbono, que te permitirán identificar los aspectos ambientales más relevantes, las oportunidades de mejora y los riesgos potenciales. También realizar un análisis de los diferentes procesos de la organización, identificando las entradas (energía, recursos, etc...) y las salidas (residuos, emisiones, etc...) te ayudará a identificar de un vistazo los principales problemas ambientales a los que se enfrenta la organización.

  • Elabora un plan de acción ambiental. Una vez que tengas claro el diagnóstico ambiental, debes establecer las metas, las estrategias y las acciones que vas a implementar para mejorar el desempeño ambiental de tu organización. Para ello, puedes basarte en los principios de la economía circular, que busca reducir, reutilizar y reciclar los recursos, y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que son una agenda global para el desarrollo sostenible. También puedes apoyarte en normas y certificaciones ambientales, como la ISO 14001, el EMAS, el ecoetiquetado o la huella ambiental, que te ofrecen un marco de referencia y un reconocimiento externo.

  • Ejecuta y monitorea el plan de acción ambiental. Para que el plan de acción ambiental sea efectivo, debes ponerlo en marcha y verificar su cumplimiento y sus resultados. Para ello, debes asignar responsabilidades, recursos y plazos, y establecer indicadores y mecanismos de seguimiento y evaluación. Así podrás medir el impacto de tus acciones, detectar desviaciones y corregir errores.

  • Comunica y sensibiliza sobre el plan de acción ambiental. Para que el plan de acción ambiental tenga éxito, debes involucrar y comprometer a todos los actores relacionados con tu organización, como los empleados, los clientes, los proveedores, los socios, los inversores y la sociedad en general. Para ello, debes informar y educar sobre los beneficios de la sostenibilidad ambiental, y mostrar los logros y las buenas prácticas de tu organización. También puedes fomentar la participación y la colaboración, y reconocer y premiar las iniciativas y los comportamientos ambientalmente responsables.

Además de estos consejos, debe analizarse los principales requisitos legales que existen en el ámbito ambiental en tu área de influencia (teniendo en cuenta requisitos locales, regionales, nacionales, etc...), es conveniente realizar un análisis GAP para conocer cuál es nuestra situación de partida y dónde poner el foco para lograr un óptimo grado de cumplimiento de nuestros requisitos legales aplicables.

Si hay algún requisito al que no das cumplimiento, no te preocupes, toma el mando de la situación y documenta un Plan de acción que te lleve a asegurar el cumplimiento, lo primero es conocer la situación y el segundo paso, abordar las correcciones oportunas para poner a nuestra empresa en vanguardia.

También es crítica la implicación y participación de todo el personal, ya que sin la implicación de todos los estamentos de la organización, difícilmente alcanzaremos nuestros objetivos.

No dudes en concienciar a la gente en los beneficios de:

  • Minimización de consumos (si reducimos nuestros consumos, seremos ambientalmente más responsables, reduciremos costes y permitiremos que los recursos estén más disponibles).

  • Segregación adecuada de residuos. La segregación de los diferentes residuos es clave para la gestión posterior, ya que cuanto más mezclados estén los residuos, mayor será el coste de tratamiento, mayor la complejidad para obtener tasas de reciclaje óptimas y mayor volumen de residuos acabarán depositándose en vertederos, con la problemática que supone.

  • Adecuada gestión de residuos. Debe contarse con contratos de tratamiento para cada tipología de residuos, que nos permita reducir el volumen de residuos que va a vertedero. Elige aquellos gestores que tengan en cuenta el orden de prioridad en cuanto a residuos: Reutilización, reciclaje, transformación, valorización.

  • Ten en cuenta las siete "R" básicas de la Economía Circular: Rediseñar, Reducir, Reutilizar, Reparar, Renovar, Recuperar y Reciclar


Como ves, la sostenibilidad ambiental es un desafío que requiere de una gestión ambiental efectiva, pero también es una oportunidad que te permite diferenciarte, mejorar y aportar valor a tu organización y al mundo.
 

¿A qué esperas para poner en práctica estos consejos y asegurar la sostenibilidad ambiental en tu organización?

¡No te arrepentirás!


Fuente: Grupo ACMS Consultores

Para poder enviar el formulario debe aceptar previamente la Cookies.
Política de privacidad y protección de datos
Responsable: Asistencia en calidad medio ambiente y servicios SL (ACMS) (CIF: B82029703)
Finalidad: Gestionar la solicitud realizada.
Legitimación: Consentimiento de la persona.
Destinatarios: Empresas del GRUPO ACMS.
Derechos: Enviándonos un correo a: proteccion-datos@grupoacms.com.
ISO 9001
ISO 27001
Madrid Excelente
CERTIFICADOS GRUPOACMS MADRID

Artículos de gran interés

Acceda a entrevistas, análisis de informes, estudios por sectores y muchos artículos con contenido ÚTIL y PRÁCTICO.

ÚLTIMAS NOTICIAS

RELACIONADAS

01

Avances en Europa camino hacia la neutralidad en carbono

La Comisión Europea propone reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 90% para 2040.


> Leer más
02

Tecnologías emergentes relacionadas con la energía

El Centro Común de Investigación de la Comisión Europea ha publicado un informe técnico donde analiza tecnologías emergentes sobre energía.


> Leer más
03

Directiva contra el Greenwashing

El Parlamento Europeo aprobó una directiva que prohibirá el uso de declaraciones medioambientales generales en los productos.


> Leer más
INFORMACIÓN SOBRE COOKIES
Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Para su proposito debe aceptar el uso de cookies. INFORMACIÓN | ACEPTO