Síguenos en Google+

Recomendaciones en la aplicación de Rayos-x a niños, según la FDA.

A la mayoría de las personas se les ha realizado una radiografía en algún momento de sus vidas, tal vez para detectar posibles huesos rotos o durante una visita al dentista. Los exámenes de rayos X brindan información importante a los médicos sobre cómo tratar a sus pacientes. Sin embargo, los rayos X usan radiación ionizante, y estos exámenes de imágenes deben ser cuidadosos y juiciosos en pacientes pediátricos.

Si bien el nivel de riesgo de la radiación asociada con los rayos X es pequeño, especialmente cuando se compara con los beneficios de un diagnóstico preciso, los profesionales de la salud deben ser especialmente sensibles a su uso apropiado en los niños. Por lo general, los pacientes pediátricos requieren menos radiación que los adultos para obtener una imagen de calidad de un examen de rayos X, por lo que los médicos deben tener especial cuidado con el "tamaño del niño" de la dosis de radiación.

El Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA (CDRH) regula los dispositivos de imágenes médicas. Entre sus responsabilidades está mantener informados a los consumidores y profesionales de la salud sobre la importancia de minimizar la exposición innecesaria a la radiación durante los procedimientos médicos.

El nivel de radiación ionizante de las imágenes de rayos X es generalmente muy bajo, pero puede contribuir a un mayor riesgo de cáncer. Debido a que los niños tienen una expectativa de vida más larga antes de que aparezcan los posibles efectos y no se comprende completamente el riesgo de cáncer, es importante usar la dosis de radiación más baja necesaria para realizar un examen de diagnóstico.

La FDA se compromete a proteger la salud de los niños al proporcionar orientación a los fabricantes y usuarios de dispositivos de imágenes para ayudar a reducir la exposición a la radiación de los exámenes de rayos X. La FDA tiene la supervisión regulatoria de los dispositivos de imágenes por rayos X y las compañías que los fabrican. Para abordar mejor las inquietudes sobre la seguridad radiológica, la FDA ha fomentado tanto las mejoras de los equipos como una mejor información para el usuario.

La FDA también promueve la adopción de pautas mejoradas de seguridad radiológica por parte de organizaciones profesionales tanto para las instalaciones como para el personal.


Recomendaciones

En una nueva guía, la FDA recomienda que los exámenes de imágenes de rayos X médicos se optimicen para usar la menor dosis de radiación necesaria. Estos exámenes, que incluyen tomografía computarizada (TC), fluoroscopia, odontología y radiografías convencionales, se deben realizar en niños y pacientes más jóvenes solo cuando el médico cree que son necesarios para responder una pregunta clínica o para guiar el tratamiento.

La FDA define la población pediátrica desde el nacimiento hasta los 21 años. Sin embargo, la optimización de la calidad de la imagen y la dosis de radiación en las imágenes de rayos X depende más del tamaño del paciente que de su edad. Los pacientes más pequeños requieren menos radiación para obtener una imagen médicamente útil. Técnicamente, el grosor del cuerpo del paciente (la distancia que recorre una radiografía a través del cuerpo para crear la imagen) es la consideración más importante al "tamaño infantil" de un protocolo de imagen.

Se debe evitar la exposición innecesaria a la radiación durante los procedimientos médicos. Sin embargo, las radiografías y las tomografías nunca deben ocultarse a un niño o adulto que tenga una afección médica en la que el examen pueda proporcionar información importante sobre atención médica que pueda ayudar en el diagnóstico o tratamiento de una enfermedad grave o incluso potencialmente mortal.
Lo que los padres pueden hacer

La FDA alienta a los padres y cuidadores a hablar con el proveedor de atención médica de su hijo sobre radiografías y sugiere:

  • Hacer un seguimiento del historial de imágenes médicas de su hijo
  •  Preguntar al médico remitente sobre los beneficios y riesgos de los procedimientos de imágenes, como: ¿Cómo mejorará el examen la atención médica de mi hijo? ¿Hay exámenes alternativos a los rayos X que sean igualmente útiles?
  •  Preguntar a la instalación de imágenes: ¿cómo usa la instalación técnicas de radiación reducidas para niños? ¿Hay alguna preparación avanzada necesaria? 

El papel de los profesionales de la salud

Los profesionales de la salud son responsables de garantizar que haya justificación para todos los exámenes de imágenes de rayos X que se realizan en pacientes pediátricos. También deberían considerar si otro tipo de examen de imagen que no exponga al paciente a radiación ionizante, como ultrasonido o imágenes por resonancia magnética, podría utilizarse para obtener el mismo resultado.



Otras noticias relacionadas




Noticias

Acepto la política de tratamiento de mis datos
Quiero recibir información relacionada

Certificado AENOR   Certificado Madrid Excelente
Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. MÁS INFORMACIÓN | ACEPTO